/
siguiente proyecto Acupuntura

Osteopatía

”La Osteopatía se define como el sistema de curación que pone el énfasis principal sobre la integridad estructural del cuerpo. Esta integridad estructural es el factor más importante a mantener pues rige la buena salud del organismo y evita la enfermedad” (Asociación Americana de Osteopatía)

La Osteopatía funciona, por tanto, respetando y facilitando la autorregulación del organismo en cualquier patología y no tanto en hacerlo dependiente de soluciones puramente externa o pasivas, como es la utilización, a veces excesiva, de medicamentos. Esta misma, en un contexto de abordaje holístico, a través de modelos globales bio-médico-psico-sociales, promueve o recupera la homeostasia o equilibrio mecánico del conjunto de los tejidos corporales musculoesqueléticos, nerviosos, viscerales, circulatorios etc, y lo hace con la aplicación de técnicas manuales dirigidas a los tejidos identificados como patológicos en el diagnóstico funcional osteopático.

osteopatia_cadiz

Por muchas razones, lo importante en osteopatía es hacer un buen DIAGNÓSTICO OSTEOPÁTICO y para eso, en  un primer tiempo del tratamiento se incluye  un examen completo de exploración  de la postura, palpación de los tejidos, tests de movilización, ortopédicos y neurológicos, examen radiológico y pruebas de laboratorio que pueda aportar el paciente.

El examen osteopático va a evidenciar todas las alteraciones mecánicas del aparato locomotor, del cráneo y del sistema visceral. En la parte terapéutica el Osteópata aplicará toda una serie de técnicas adaptadas al diagnóstico osteopático previamente establecido.

Osteopata Rosalia Tena Barata

 

Los campos de acción de la Osteopatía son múltiples:

Sistema músculo- esquelético, pero sobre todo la columna vertebral

Los dolores en la columna vertebral representan el motivo más frecuente de consulta en osteopatía: cervicalgias, tortícolis, neuralgias cervicobraquiales, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas o cruralgias.

Osteopatía y hernias discales lumbares:

Aunque la Osteopatía no siempre suprime la hernia en sí, en un elevado porcentaje de los casos consigue evitar posibles intervenciones quirúrgicas, al disminuir los síntomas producidos por la hernia y mejorar la función del segmento.

Está indicada también en los dolores de los miembros, tales como periartritis escápulo-humerales, algias musculares, epicondilitis, esguinces de tobillo, etc…

La Osteopatía puede utilizarse igualmente como una terapia preventiva que evita las recidivas e igualmente la aparición de nuevos cuadros sintomáticos tanto en las lesiones deportivas, como en el dolor crónico.

El sistema visceral, particularmente el sistema gastro-intestinal y la esfera ginecológica.

Ciertos desequilibrios funcionales del sistema visceral encuentran en la osteopatía su solución: es el caso de trastornos como gastritis, hernia de hiato, molestias intestinales, estreñimiento, trastornos digestivos en relación con la vesícula biliar, trastornos menstruales (dismenorreas, síndrome intermenstrual y algunas otras patologías de la esfera genital). Es igualmente de buena ayuda en el asma, incontinencia de orina del postparto, dolores del cóccix.

El tratamiento visceral muy a menudo puede ser necesario para aliviar ciertos dolores del aparato locomotor: en efecto el sistema visceral proyecta a veces su sufrimiento a nivel de raquis (reflejos víscero-somáticos).

El cráneo.

Gracias a la osteopatía craneal se puede tratar muchas patologías de etiologías diversas como cefaleas y migrañas, problemas oculares, de oído, sinusitis y rinitis, problemas de articulaciones temporomandibulares, etc…

Osteopatía y trastornos de las articulaciones temporo-mandibulares.

Asociado al tratamiento ortodóntico, el tratamiento osteopático permite tratar eficazmente dolores de las articulaciones temporomandibulares.

Un paciente con alteraciones oclusales presenta igualmente un trastorno postural asociado. El tratamiento osteopático actúa sobre la oclusión y sobre los trastornos posibles de la deglución que el paciente pueda presentar, así como es eficaz en el tratamiento del bruxismo.

Osteopatía y Pediatría.

El tratamiento osteopático en el recién nacido es una disciplina muy conocida por su eficacia y prevención.  Se tratan las patologías más comunes que afectan al neonato como la plagiocefalia, las otitis de repetición, tortícolis congénita, escoliosis, pie zambo, luxación congénita de cadera, PCI, hiperactividad, bronquiolitis, etc.

No se debe olvidar el tratamiento de la embarazada y sus trastornos, teniendo en cuenta que puede estar perturbando al normal desarrollo del feto. En el momento del alumbramiento, pueden existir dificultades y necesitar de ayudas indispensables que pueden afectar al recién nacido.

Historia de la Osteopatía

Las denominadas “medicinas manuales”, Osteopatía y Quiropráctica, surgieron a finales del siglo XIX en EE.UU, en concreto la American School of Osteopathy fue fundada en 1892 por el precursor de la Osteopatía, Andrew Taylor Still, otorgando el titulo de D.O (Doctor en Osteopatía).

En 1962, en EE.UU se decretó la equivalencia entre D.O y M.D (Doctor en Medicina). En Canadá, Japón, Australia, Inglaterra y en los países de influencia anglosajona, la Osteopatía coexiste oficialmente con otras profesiones de la salud, médicos, fisioterapeutas, quiroprácticos etc. En la Europa continental, diversos países como Francia, Bélgica, Noruega, Suiza, Alemania, han adoptado el formato de estudios independientes de entre 4 y 5 años, pero coexisten con modelos de complementación para Médicos y Fisioterapeutas, quienes realizan aproximadamente 1500 h. de formación complementaria.

La especial circunstancia Española, es que en los últimos veinte años, la Osteopatía ha tenido un gran desarrollo gracias a escuelas de alto nivel curricular (aproximadamente 1500 h. de estudios), reconocidas internacionalmente por su aportación al conocimiento y a la ciencia osteopática, que admiten exclusivamente a Fisioterapeutas, que acceden, después de cinco años de formación, al D.O, diploma internacional de Osteopatía, para el cual deben realizar también un trabajo de investigación de alto nivel en metodología científica.

Desde Enero del 2016 existe una norma UNE europea, que regula la prestación sanitaria en Osteopatía, donde se recoge el reconocimiento académico y clínico.