/
proyecto anterior Osteopatía
siguiente proyecto Fisioterapia

Acupuntura

La acupuntura consiste en la inserción de agujas en el organismo para obtener la curación de la persona, esa punción hace responder al cuerpo realizando una reacción de ajuste, regeneración y/o curación del mismo.

La medicina tradicional china concibe a la persona como un todo integrado en su entorno; clima, dieta, orografía, población, hábitos sociales, genética y un largo etcétera para poder entender la enfermedad o desequilibrio de la persona.

El Ser humano es mucho mas que cuerpo y mente, también es un soporte energético autosuficiente; térmico, químico, cinético, eléctrico que obtiene su energía e información del medio que habita y en cada uno de estos ámbitos pueden producirse desajustes puntuales o crónicos que terminen desembocando en una enfermedad.

Para ello la medicina tradicional china cuenta con un arsenal diagnostico inconmensurable: estado de la lengua, los pulsos, el cabello, las excreciones, la piel, ojos, boca, manos, pies, orejas… y de cada uno de ello podríamos obtener infinidad de información sobre la persona, que nos guiara para hallar la causa de tal desequilibrio o incluso predecir antes de que este se produzca y evitar el desarrollo de la enfermedad.

Tras realizar tan preciso diagnostico procederíamos a dar una información concreta; introduciendo una aguja filiforme, en una ubicación especifica, con una profundidad determinada, un ángulo de inserción exacto, una dirección y sentido acertado, posteriormente se realiza una manipulación de la aguja contemplando las variables; en tiempo, intensidad y frecuencia exactas, sin antes haber realizado la selección de la aguja adecuada en grosor, tamaño, y material preciso para facilitar la llegada de la información a la velocidad, intensidad y ubicación deseada.

Esto lo podríamos definir como un pequeño esbozo de que es la acupuntura, sin olvidar la cantidad de información perdida con el paso del tiempo, unos 4000 años sumado a la incapacidad a la hora de entender el idioma, ya que estamos traduciendo ideogramas, a palabras lo cual entraña una tremenda dificultad, ya que expresan imágenes, conceptos en si mismos.

Medicina china

Comprender la medicina china no consiste tan sólo en sumar nuevo conocimiento sino que también implica liberarse de tus prejuicios. Para realizar este viaje  no es tan importante lo que se lleva sino lo que se está dispuesto a dejar. Cuánto mas te manejas en una cultura más espacio mental  hay que cederle.

No nos es posible trasladar los conocimientos médicos de una civilización a otra sin que pierda parte o toda su eficacia. La ciencia y la medicina china no se deja trasladar sin su contexto, ni tampoco traducir literalmente además el idioma chino no admite la creación de nuevas palabras. Los caracteres chinos presentan una memoria de 4000 años, pero el sentido de los ideogramas se nos va haciendo borroso a medida que retrocedemos en el tiempo, lo que  contribuye a hacer apenas descifrable texto que hayan en su época tenía amplios significados, con franjas abiertas a la libre interpretación…

Sin embargo, una sociedad opta por  una medicina no tanto por su eficacia como por su concordancia con los valores dominantes.

En vez de abrir y enriquecer la mentalidad moderna con las percepciones que nos llegan de la antigüedad, se tiende a abordar la medicina tradicional china con una mentalidad cientificista. Pero este es un acercamiento infructuoso dado que no se puede reducir la cualidad a la cantidad, las imágenes  a figuras geométricas, la experiencia al experimento, la intuición al calculo estadístico. La ciencia no puede abarcar la sutileza del pensamiento chino y de poco nos sirve en medicina, una realidad  minimizada a ló que puede ser medido o  pesado. La sabiduría rebasa ampliamente los límites de la ciencia.

El buen médico recoge gran cantidad de información antes de que el paciente empieza hablar. Los datos más importantes para el diagnóstico aparecen paralelos al curso de la conversación: tono de voz, Color Y expresión de la cara, el movimiento… Y para acabar, la  observación de la lengua  Y la lectura del pulso.

Hubo un tiempo en que la superioridad y autoridad del maestro no precisaba tarimas. Maestro y discípulo se escuchaban con atención. No es la relación entre quien sabe Y quien ignora sino entre quien tiene un fino discernimiento Y quien apenas distingue los grandes rasgos; entre quien conoce el terreno Y el recién llegado. El maestro afina los sentidos del alumno, lo enriquece con nuevas percepciones, Lidia por el pequeño cosmos del ser humano Y le muestra que resortes se deben pulsar para restablecer la armonía. “La enseñanza tradicional no se paga con matrícula; simpatía por amor a la profesión Y por respetos a los pacientes”.

Aunque los diagnósticos chinos pueda parecer partes meteorológico, son procedimientos que permiten  discernir con precisión sutiles estados del organismo. Debemos tener en cuenta que los tratamientos chinos se apoyan en la capacidad de curación del propio organismo. El poder no está tanto en las agujas o en las hierbas, sino en los finos criterios que tenían su aplicación, ya que hace posible un tratamiento a la medida de la persona y no de la enfermedad, Y por lo tanto  la   obtención de máximos efectos terapéuticos con procedimientos y sustancias no toxicas. 

 

Desarrollo del tratamiento

Para su diagnóstico Al paciente se le orienta después de un complejo examen. Comprende unas seis evaluaciones empezando por la más familiar: los exámenes de rutina que ya han sido practicado varias veces con anterioridad.

No espera encontrar nada nuevo a los análisis y las radiografías, salvo que el resultado del diagnóstico es saber que les han llevado a ser enfermo crónico, no solo como un diagnóstico más sino como una manera mas de ver las cosas pero afortunadamente, no la única.

Después se  entrevista con un psicólogo que trata de medir, cualificar, y observar el dolor con el  fin de investigar o demostrar la eficacia de los tratamientos, elaboración mediciones de estrés, de actitudes  vocacionales, se observa al paciente, sus problema familiares y grupos de apoyo.

El dietista corrige hábitos alimenticios.

El terapeuta físico  también osteópata enfoca otras dimensiones  del enfermo: la estructura del cuerpo, la postura, las tensiones, las debilidades musculares, las limitaciones de movimiento el terapeuta del movimiento usa taichí, yoga Y danza. La mano del terapeuta de tacto, sensible a las partes blandas y las cualidades no medibles a la tensión .

El masaje es el primer paso en la recuperación; el paciente se siente bien por primera vez en años.

Por último el médico oriental el más exótico de esta torre de Babel de especialistas, hace la descripción de las borrascas. En el curso de las sucesivas sesiones se realizan nuevos exámenes que definirán las terapias que se aplicarán.

Es obvio que ninguna medicina puede dar la respuesta satisfactoria a la totalidad  de los problemas de salud de una población. Toda medicina es limitada, tienes un punto ciego así como zonas en la que suele ser inferior a otros sistemas resistentes. En  arás de la eficacia del tratamiento, parece lógico que cada profesional, además de su especialidad, tenga una visión global de las distintas posibilidades terapéuticas, con el fin de poder ofrecer al paciente el tratamiento que más le conviene.

La medicina  es como un río caudaloso que no puedes ser identificado con uno solo de sus afluentes.  Así la medicina está constituida por múltiples sistemas de cura; todos con sus ámbitos de eficacia y sus limitaciones.

No hay alternativas sin medicina oficial. O todas oficiales, O mejor, todas alternativas: la relación médico enfermo funciona mejor sin intermediarios.

El médico debe responder en primera instancia ante el propio paciente. De nada valen las razones más convincentes, si en la práctica  no ayuda  o son perjudiciales. No hay que olvidar que el objeto de toda  medicina  es llevar o acercar al ser humano a la plena forma física y psíquica. La buena medicina, como el buen medico, convence por su resultado y no por lo hermoso, lógico y bien fundamentado de sus teorías. Ante que ciencia, la medicina era y es artesanía.